ONG B’nai B’rith expresa su preocupación por los discursos de odio que promueven llamados como la “Marcha anti inmigrantes”

Santiago, jueves 8 de agosto de 2019.  “Las autoridades, los medios de comunicación y representantes de la ciudadanía deben tomar medidas para frenar la incitación al odio en el espacio público chileno, de acuerdo con las obligaciones del país en virtud del derecho nacional e internacional”, indicó Jaime Fuchs, presidente de la organización filantrópica y de Derechos Humanos judía B’nai B’rith Chile.

Fuchs expresó su rechazo a la convocatoria a marchar el domingo 11 de agosto, en diferentes ciudades del país, por tener una clara motivación xenófoba, que incentiva al odio hacia la migración y los inmigrantes.

A pesar de que la Intendenta de Santiago, Karla Rubilar, rechazó la solicitud que presentó la organización “Aún Tenemos Patria” para llevar a cabo la marcha anti inmigrantes, el representante de la institución pidió “a todos los responsables de la política nacional que adopten una línea más firme sobre el racismo, la xenofobia, el antisemitismo y otras formas de discriminación. Estos se propagan a través de este tipo de discursos de odio, que se esconden detrás la apariencia de libertad de expresión, pero que sólo buscan alimentar un círculo vicioso de intolerancia y discriminación hacia los solicitantes de refugio, migrantes y otras minorías marginadas de la sociedad chilena”.

“Del mismo modo que nos anima que la convocatoria denominada «Chile Despierta» fuese rechazada por todos los diputados que integran la Comisión de Derechos Humanos, instamos a las autoridades chilenas a que tomen en serio el reclamo de los representantes de grupos vulnerables y la sociedad civil, y examinen de cerca el tema más amplio de la incitación al odio”, agregó Jaime Fuchs.

Por su parte, Guila Bergstein, secretaria general de B’nai B’rith, dijo que “cada vez más personas se sienten libres de apelar viciosamente a la libertad de expresión para negar el derecho al refugio”, y al mismo tiempo se escudan en ésta para “difundir otras expresiones análogas, como la relativización del Holocausto o la agitación antisemita”.

Bergstein señaló que “si bien las políticas que aplican a la migración y a los refugiados son parte del debate público, es imperativo que las decisiones respecto del marco regulatorio sobre la migración, que afectan la vida de las personas y los Derechos Humanos fundamentales, se tomen sobre la base de hechos, no de ficción, exageración o flagrante xenofobia. La historia nos ha demostrado una y otra vez los peligros de demonizar a los extranjeros y las minorías, y es extraordinario y profundamente vergonzoso ver que este tipo de tácticas se utilicen nuevamente en Chile, simplemente porque el racismo y la xenofobia son argumentos fáciles para ganar adeptos o votos”.

 

Sobre B’nai B’rith Internacional

B’nai B’rith Internacional, cuya sede principal se encuentra en Washington, D.C., es una fundación y ONG judía de carácter filantrópico y orientada hacia los Derechos Humanos y la ayuda en situaciones de emergencia. B’nai B’rith tiene un fuerte interés en política exterior y hemisférica, en tanto fue la primera organización judía en adquirir estatus de ONG ante las Organización de Estados Americanos y es parte del sistema consultivo de las Naciones Unidas desde su fundación.

 Fue fundada hace 175 años en Nueva York y desde hace 83 años está presente en Chile. La visión de nuestra institución puede resumirse en tres grandes pilares: crecer, servir y actuar. Ejes de trabajo a través de los cuales sus miembros buscan contribuir a la mejora de la sociedad y el mundo en general.

 

 

Primer Foro Jurídico de América Latina

El Foro Internacional Jurídico contra la Discriminación, realizado en Santiago de Chile entre el 17 y el 19 de marzo recién pasados, fue organizado por la Comunidad Judía de Chile, el programa de diplomacia pública Hatzad Hashení, B’nai B’rith Latinoamérica y el Distrito 27. El encuentro reunió a líderes judíos de B’nai B’rith de América Latina y de las comunidades de Chile, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Venezuela, Uruguay y Panamá, contando también con invitados especiales de Israel, del Centro Simón Wiesenthal para América Latina y de ADL (División de América Latina).

En el encuentro, los distintos representantes de las comunidades judías latinoamericanas, todos ellos abogados y/o activistas locales, expusieron los marcos legales para el combate contra la discriminación y la incitación al odio en sus respectivos países, y compartieron con los asistentes cómo están enfrentando el avance la campaña de boicot a Israel, BDS, así como otras expresiones de antisemitismo.

Por su parte, Amit Efrat, funcionario del Ministerio de Asuntos Estratégicos y Diplomacia Pública de Israel, hizo una presentación y trabajó por separado con cada uno de los países en temas como la cooperación en la diplomacia pública.

El QH Eduardo Kohn, Director Ejecutivo de B’nai B’rith Latinoamérica (BBLA), dio una charla sobre el contexto político en América Latina y los cambios políticos en curso en diferentes países. Se refirió a cómo los programas de B’nai B’rith se conectan con aquellos que son amigos con Israel y trabajan para combatir el antisemitismo, y cómo operan en aquellos países que incitan al odio judío y ayudan a la penetración de Irán y Hezbolá a la región.

Desde B’nai B’rith Distrito 27. el foro contó con la participación del QH Eduardo Weinstein, Presidente de BBLA; el QH Rafael Guiloff, Primer Vicepresidente del Distrito; el QH Jorge Zeballos, Director Ejecutivo, y Bartolomé Abramovich, Coordinador de Asuntos Externos de B’nai B’rith D. 27.

En la foto superior, la totalidad de los participantes al Foro Jurídico. Abajo, de derecha a izquierda, el QH Eduardo Weinstein, Presidente de BBLA; Eldad Hayet, Embajador de Israel en Chile, y el QH Eduardo Kohn, Director Ejecutivo de BBLA.

Premiación de Sol Serrano y de Catalina Agosin

Discurso de Catalina Agosin en el Día de la Mujer en WIZO

Señoras y señores,

Constituye para quien se dirige a ustedes un privilegio un día como hoy, “Día Internacional de la Mujer”, saludar a las miles de mujeres chilenas que afrontan la vida con energía casi sobrenatural, muchas que al amanecer despiertan a sus hijos para asistir a la escuela, para llevarlos ellas mismas, se encargan de sus casas y disponen todo lo necesario para proveer y proteger sus familias.

Eficientes, dinámicas, muchas de ellas además trabajan toda una jornada en distintos ámbitos, incluso se dedican a la vida comunitaria, heroínas anónimas de nuestra historia, la luz que irradian deja huellas a su alrededor.

Mi vida y mi historia es como la de muchas de ustedes.

Nací el 27 de Julio de 1950 en el seno de una de las familias más antiguas de la Comunidad Israelita de Valparaíso, la familia Agosin. Soy segunda generación en Chile, nieta de don Marcos Agosin y Sofía Drullinsky, ambos rusos que emigraron al inicio del siglo XX huyendo de persecuciones y pogroms, y de don Don Leon Rosenberg y Adela Elberg, rumano y argentina, ésta última mi abuela quien marcó significativamente mi vida y carácter, enseñándoles a sus cinco hijos, una de ellas mi madre, y especialmente a mí, el rigor en el trabajo, orden y transparencia en todos los actos de la vida.

Mi primera infancia la viví en Valparaíso, recibiendo mi educación primaria en el Colegio Hebrero Jaim Weitzman, para posteriormente cursar la educación secundaria en el Liceo de Niñas N° 1 de Viña del Mar, donde aprendí la importancia de los valores de igualdad, superación y sacrificio de muchas de mis compañeras.

En 1969 ingresé a la Universidad Católica de Valparaíso, a la Facultad de Historia y Geografía para formación en Licenciatura en Historia, requisito básico en esa época para la formación de arqueólogo, mi gran anhelo, pero la vida tiene circunstancias maravillosas y, en el año 1971, mi esposo y yo, recibimos con sorpresa el nacimiento de nuestros hijos mayores, trillizos. ¡Qué locura, tenía sólo 19 años de edad! Sin lugar a dudas un cambio radical y maravilloso en mi vida, que posterga definitivamente mis aspiraciones.
Años después nace mi segunda hija, quien me brinda una maternidad tranquila, intensa y maravillosa.

Durante mi adolescencia tuve una activa participación en actividades comunitarias, en el colegio Hebreo, Maccabi de Valparaíso, para posteriormente activar en Wizo y B’nai B’rith, y que constituyó la continuidad de la obra social de mis ancestros y especialmente de mi padre, quien tuvo una activa participación en la construcción de la Sinagoga de Viña y del Instituto Hebreo de Viña, y de la ampliación a educación secundaria en éste.

Mi vida adulta da un vuelco significativo, desde una niñez placida pasa a tratarme duramente, primero con el fallecimiento de mi hija mayor en 1979, sucesivamente en el año 1980  la enfermedad de otro trillizo, en que debido a la gravedad de su estado de salud y pronóstico de vida se hizo necesario su traslado a recibir tratamiento en el Hospital St. Jude Menphis Tennesee, especializado a nivel mundial en oncología pediátrica. Se agregan a estas dificultades el cáncer que afecta a mis padres y a mí, transformándome en una sobreviviente.

Mi experiencia en el Hospital Sr. Jude, sumado a mi compromiso de dedicar mi vida a una obra social y que transcendiera la vida biológica de un ser querido que partió prematuramente, me estimuló a crear un proyecto de Hospital Oncológico Pediátrico para nuestro país, que fue presentado a la Presidencia de la República de la época y derivado a la Corporación Nacional del Cáncer para su realización. En esa época la institución era sólo una maravillosa intención, dedicada a estimular la labor voluntaria de hospital.

Visito por primera vez la institución y me sorprendió encontrar en el interior del Hospital José Joaquín Aguirre, en el patio ripiado del Instituto Radium, una mediagua del Hogar de Cristo con dos escritorios y un frigobar, sin medicamentos en su interior, eso era todo, sólo sueños y aspiraciones.

Han pasado casi 40 años de entrega y dedicación, a la que fueron uniéndose muchas y valiosas mujeres, profesionales de salud y de otras disciplinas, empresarios y comunidad en general, para llegar hoy a un equipo de 750 personas que con esfuerzo y dedicación hemos logrado crear, construir y mantener 27 sucursales de CONAC a lo largo de nuestro país, un banco central de medicamentos y 26 sucursales, 9 Farmacias-botiquines oncológicos, 11 casas de acogida, 3 centros médicos y un centro integral de cuidados paliativos y de fin de vida.

Gigantesca labor que permitió durante el 2018 subsidiar 77.000 tratamientos, entre lo que se destaca otorgar 100% de gratuidad a 246 pacientes de por vida portadores de leucemia mieloide crónica linfocítica aguda y variedad cáncer gástrico Gist no cubiertos por Ley Auge y que significa un aporte de US$ 3.000.000, la atención de 250.000 personas sanas bajo programas de control preventivo regular, la hospitalización ambulatoria de 6800 pacientes de escasos recursos de zonas alejadas, derivados desde hospitales de mayor complejidad a nuestros centros de acogida, para recibir prioritariamente tratamientos de Radioterapia y Quimioterapia ambulatoria.

¿Qué motiva a un grupo heterogéneo a trabajar por un logro común? Sin lugar a dudas, la misión de la Corporación Nacional del Cáncer: servir a la comunidad a través de la Educación, Prevención, Detección Precoz, Investigación y Tratamiento del Cáncer, acciones tendientes a favorecer el acceso igualitario a la salud, sin distinción de condición social, colaborando eficiente y coordinadamente con las autoridades de salud en el control de la enfermedad, al servicio de los enfermos de cáncer de nuestro país.

Mis sinceras felicitaciones a nuestra gran historiadora Sra. Sol Serrano, con quien tengo el privilegio de compartir esta importante distinción, mujer sabia, valiente, fuerte, veraz, pero por sobre todo admiro profundamente su mirada republicana de nuestro país .. y que sin lugar a dudas la historia la reconocerá, no sólo hoy, sino en el mañana, como una de las más destacadas mujeres chilenas.

Al finalizar, mis más sinceros agradecimientos a Federación WIZO Chile y a la Embajada de Israel, quienes me otorgan esta importante distinción, que recibo en nombre de todos y cada uno de los miembros quienes conformamos la obra social de la Corporación Nacional del Cáncer a nivel nacional.

Mi agradecimiento más profundo a mi familia, especialmente a mi esposo por haber respetado mi derecho a vivir mi propia identidad, mi crecimiento individual y logro de mis objetivos.

A mis maravillosos hijos, muchas gracias por esos momentos en que no pude estar presente, los respeto y admiro en cada uno de sus individualidades, los amo y me siento profundamente orgullosa de ser vuestra madre.

Sólo he pretendido en esta vida ser feliz y contribuir a mi patria, Chile, que acogió a mis antepasados sin discriminación, brindándoles protección, cobija y grandes oportunidades

Finalmente, sentir que 39 años de trabajo Ad Honorem al servicio de los enfermos de cáncer y de la Corporación le han dado sentido a mi vida, he sido inmensamente feliz y lego a mis 7 nietos, uno de ellos presente, lo más significativo de mi vida, las enseñanzas que me inculcaron el rigor, en el trabajo, la perseverancia, transparencia y rectitud en todos los actos de la vida, y humildad.

Muchas gracias a todos y todas.

Día de la mujer: 8 de marzo, 8 mujeres destacadas

En el Día Internacional de la Mujer, fecha instaurada en torno a la memoria de las 123 trabajadoras de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York, mayoritariamente jóvenes judías de entre 14 y 23 años de edad, que fallecieron en la reivindicación de sus derechos básicos como mujeres, quisimos destacar a integrantes de B’nai B’rith que también por su vida y obra han hecho un cambio en nuestra organización y para hacer de éste un mundo mejor.

Son ocho grandes mujeres, que homenajeamos el 8 de marzo.

 

1. Ilse Ehrenfried (Polly Tieck)
(1893-1975)

Nacida en Berlín, llegó a vivir a Chile en 1938 junto a su segundo esposo y fundador de la Filial Valparaíso de B’nai B’rith, el escritor Juan (Hans) Aufrichtig.

Escapando del nazismo, Ilse dejó en Alemania una exitosa carrera como periodista y escritora, siendo principalmente conocida por uno de sus alias, “Polly Tieck”. A través de su prosa reflejó de manera precisa, ingeniosa y muy elocuente a la mujer de su tiempo. “Das Berliner Maniqui”, uno de sus textos, fue obra seminal para el estudio de género y la modernidad en la República de Weimar, en la que indagó cómo las modelos se convirtieron en figuras de interés literario. Además escribió numerosos artículos y poesía llena de ironía sobre la condición de la mujer moderna.

 

2. Ula Kychenthal, Filial Yavne

Úrsula Bab de Kychenthal, o Ula como la llaman cariñosamente sus amigos, fue la primera presidenta mujer de B’nai B’rith Distrito 20, predecedor del Distrito 27, ejerciendo este cargo en dos períodos: entre 1981 y 1983, y entre 1983 y 1985.

Ya anteriormente había desempeñado cargos como dirigente comunitaria, siendo secretaria del Comité Representativo de Entidades Judías, CREJ, y de WIZO-CEFI. Es Presidenta de la Filial Yavne.

 

3. Ana Steiner de Veghazi Z.L.
(1926-2012)

Nació en Budapest, para luego trasladarse a Brasil en 1962 y llegar a Chile en 1980 junto con su esposo, el Rabino Esteban Veghazi. Trabajó promoviendo el Diálogo Interreligioso, no sólo a nivel confesional, sino en medios universitarios, labor por la que ocupó el cargo de Directora de Relaciones Interreligiosa de B’nai B’rith Distrito 27. Además, fue Presidenta de la Confraternidad Judeocristiana. Fue un emblema de la diplomacia judía con otras culturas y religiones en Chile.

 

4. Ana María Tapia
Filial Pacífico

Académica especializada en Estudios Judaicos, Ana María es un referente en el mundo de habla hispana en la investigación y difusión de la cultura judía. Ex Directora del Centro de Estudios Judaicos de la Universidad de Chile, actualmente es docente de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la misma casa de estudios. Además, fue gestora de la Fundación para la Preservación de la Memoria del Judaísmo Chileno, que es una comisión de B’nai B’rith D. 27, y Presidenta de la Filial Pacífico.

Ha recibido numerosos reconocimientos, como el Premio Luz y Memoria, Premio Mujer Destacada de la Comunidad Sefaradí y el Premio Martin Buber.

 

5. Catalina Agosin
Filial Santiago

Catalina Agosin Rosenberg es fundadora y desde hace más de 30 años voluntaria de la Corporación Nacional del Cáncer, CONAC, que desde fines de los ’70 se ha abocado a desarrollar y ampliar tareas de prevención, educación, investigación, diagnóstico precoz y acceso igualitario a los tratamientos de última generación a los enfermos de cáncer en Chile. Fue distinguida con el Premio René Cassin de B’nai B’rith Distrito 27 en el año 1998 y hoy ha recibido el Premio Mujer Destacada de WIZO Chile.

 

6. Nelly Furth 
Filial Pacífico

Nelly Furth de Hoffmann es fundadora y primera presidenta de la Fundación Aysor, que nació en mayo de 1996 al alero del Instituto de la Sordera en Ñuñoa, tras un llamado que se publicó en varios medios informativos y que logró reunir a más de ochenta personas de distintas ciudades. Además, fue una de las fundadoras de la Rama Femenina del Keren Hayesod.

 

7. Carmen Muñoz
Filial Heschel

Enfermera de la Universidad de Chile, casada con David Nowogrodski, Carmen Muñoz junto a Henry Schlesinger y a otros Hermanos de B’nai B’rith estuvieron a cargo del Hogar de Niños de la comunidad, que atendía a menores de familias judías de escasos recursos y que operó hasta el año 1994. Luego, en 1997 fundó el Programa ProBecas para la Educación Superior de nuestra organización, iniciativa en la que colaboró más de 15 años y que ya cumplió 20 años de vida, en los que ha favorecido a más de 200 jóvenes universitarios. Fue Presidenta de la Filial Heschel en dos períodos y trabajó en la Superintendencia de Salud.

 

8. Perla Kohan de Jaimovich Z.L.
Filial Negba

Casada con Mauricio Jaimovich, Perla fue fundadora de Pioneer Woman (Na’amá), versión femenina de Poalei Tzión, organización fundada en la ciudad de Nueva York en 1925. Pioneer Women apeló a mujeres idealistas y políticamente comprometidas que formaban parte de la generación de inmigrantes de Europa del Este. La organización proporcionó servicios de asistencia social para mujeres, jóvenes y niños en Palestina, ayudó a los nuevos inmigrantes a convertirse en ciudadanos productivos allí y alentó a las mujeres judías a participar más activamente en la vida de la comunidad judía y los asuntos cívicos.

Foro de líderes de B’nai B’rith: honrar las raíces, saludar el futuro

175 años de acción, defensa y servicio estuvieron en exhibición durante el Foro Internacional de Liderazgo de B’nai B’rith Internacional (BBI) realizado en Nueva York, y al que asistió una amplia delegación desde Chile, liderada por Jaime Fuchs, presidente del Distrito y Eduardo Weinstein, quien asumió como presidente de B’nai B’rith Latinoamérica (BBLA). Otros participantes fueron Ximena Loyola, Deborah Miranda, Claudio Paz y Marianne Kychenthal.

Durante tres días, líderes, miembros, simpatizantes y donantes de la conocida organización filantrópica y de acción pública, repasaron su historia, que remonta su fundación al 13 de octubre de 1843 en el barrio conocido como la Kleindeutschland o pequeña Alemania en el Lower East Side de Nueva York.

La ocasión destacó por la celebración de la Cena de Gala, realizada el 15 de octubre en el Museo del Patrimonio Judío. Allí, B’nai B’rith honró los pilares de la comunidad judía y celebró su dedicación y compromiso con la misma a nivel de base y global durante los últimos 175 años. Los invitados pudieron disfrutar, también, de visitas guiadas al museo.

El Presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, envió una carta felicitando a B’nai B’rith por su 175º Aniversario y congratulando a la organización por su buen trabajo durante décadas.

En tanto, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, también envió un saludo especial a la gala: “Gracias por ser tan fuertes y antiguos partidarios de las Naciones Unidas. Ustedes estuvieron presentes en la conferencia de San Francisco en 1945; ustedes han sido una organización no gubernamental acreditada desde 1947, y hoy siguen siendo una presencia dinámica, mientras nos esforzamos por construir un mundo de paz, prosperidad y dignidad para todos”.

El Secretario General señaló más tarde: “A menudo llamado ‘el odio más antiguo’, el antisemitismo no debería tener lugar en el Siglo XXI. De hecho, los orígenes de las propias Naciones Unidas están arraigados en la necesidad de aprender las lecciones del Holocausto. Ser fiel a nuestra Carta significa combatir el antisemitismo en todo el mundo, y estoy firmemente comprometido a estar al frente de la lucha contra esta y contra todas las formas de discriminación”.

 

Nuevos Presidentes de BBI y BBLA

En el Foro de Liderazgo de este año, Charles O. Kaufman -de Austin, Texas- fue elegido Presidente de B’nai B’rith Internacional por un período de tres años. Kaufman, con décadas de servicio en B’nai B’rith a nivel local, nacional e internacional, señaló: “Las organizaciones que celebran 175 años, y no hay muchas de ellas, tienen una misión sólida, una gran resolución para el éxito y una capacidad impresionante para innovar. B’nai B’rith ha construido una historia orgullosa porque hemos demostrado que ser ágil, audaz y comprometido son claves para la longevidad”.

Seth J. Riklin, de Sugar Land, Texas, fue nombrado Presidente del Ejecutivo, y también se instalaron nuevos Vicepresidentes Senior: Brad Adolph, Hawthorn Woods, Illinois; Scott D. Knapp, Fort Lauderdale, Florida; Roberto M. Nul, Buenos Aires, Argentina; Rebecca Anne Saltzman, Centennial, Colorado; Stéphane Teicher, París, Francia, y Morris Tobias, Melbourne, Australia. De la misma forma, fueron reelegidos Tesorero A. Michael Gellman, Potomac, Maryland, y Presidente del Tribunal Supremo William K. Peirez, Great Neck, Nueva York.

Gary P. Saltzman, el presidente saliente que lideró el foro, fue elegido Presidente Honorario, mientras que Eduardo Weinstein, Past President B’nai B’rith Distrito 27 y ex Vicepresidente Senior de BBI, resultó electo Presidente de B’nai B’rith Latinoamérica.

Durante una sesión matutina, el CEO y vicepresidente ejecutivo de B’nai B’rith Internacional, Dan Mariaschin, habló desde una perspectiva global con su presentación principal: “Amenazas, desafíos y dilemas: Evaluación de la agenda de políticas públicas judías en nuestro 175º año”.

Por separado, Mariaschin dijo: “B’nai B’rith es una organización única y fundamental. Nos reunimos con líderes en los campos de la diplomacia y la religión, en la ONU y en otras partes del mundo. Hemos evolucionado y ampliado nuestra misión a lo largo de nuestras 17 décadas y media, pero nuestros fundadores aún reconocerían nuestro compromiso con el Tikun Olam: hacer del mundo un lugar mejor”.

En el Foro de Liderazgo, B’nai B’rith también organizó una conversación con el Embajador Dani Dayan, cónsul general de Israel en Nueva York, durante un almuerzo, que forma parte de la actual Serie de Encuentros Diplomáticos B’nai B’rith. “Israel es más fuerte, más próspero y tiene una mejor relación con el mundo que nunca antes”, dijo Dayan, y agregó: “La fuerza es una necesidad”, pero señaló que no es una aspiración israelí.

En el mismo evento de encuentro diplomático, la organización otorgó un premio por Contribuciones Sobresalientes a la Memoria del Holocausto a Kimberly Mann, jefa de la Sección de Información Educativa del Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas.

Una mesa redonda sobre “La crisis del sionismo en espacios progresistas” examinó los desafíos que enfrentan los sionistas hoy, donde con demasiada frecuencia se les niega una voz sobre temas de igualdad y justicia. Las panelistas Ann Lewis, estratega del Partido Demócrata; Amanda Berman, presidente y CEO de Zioness, y Emily Shire, periodista, hablaron sobre cómo podemos trabajar para superar a quienes buscan deshumanizar y alienar a los sionistas. “La palabra “sionista” está tan manchada que tenemos que recuperarla”, dijo Berman. “Si hubiéramos desafiado la narrativa todo el tiempo, no estaríamos tan atrás”.

Con una profunda experiencia y conocimiento, los expertos en materia de B’nai B’rith sostuvieron un diálogo sobre algunos de los principales esfuerzos de defensa de B’nai B’rith: luchar por los Derechos Humanos a nivel mundial; abogar por Israel; promover la tolerancia y encontrar puntos en común interreligiosos; luchar contra el antisemitismo y el odioso movimiento BDS; apoyar a personas mayores y proporcionar ayuda humanitaria en todo el mundo.

En la foto, a la derecha, el Presidente de B’nai B’rith Internacional, Charles Kaufmann, y -a la izquierda- el Presidente de B’nai B’rith Distrito 27, Jaime Fuchs. 

 

Fuente: B’nai B’rith Internacional. Traducido y editado por B’nai B’rith Distrito 27. Fotos de Ben Hider. Artículo publicado en la Revista Shalom, edición de febrero de 2019.