Visita a hospitales en Navidad: una hermosa tradición solidaria

Más de 350 regalos, distribuidos en tres hospitales durante dos días, y la participación de cerca de 50 voluntarios, fue el saldo que dejó la realización de la Campaña de Navidad de la Comisión de Acción Social de B’nai B’rith, que fue evaluada exitosamente por los organizadores y recibida con mucho cariño y agradecimiento por los niños y sus familias, los beneficiados.

La actividad -que ya es una tradición en el calendario de B’nai B’rith y de la comunidad judía chilena- tuvo algunas innovaciones este año, especialmente en el formato de entrega de los regalos, que fueron en esta ocasión distribuidos en cajas especialmente diseñadas, las que contenían juguetes y accesorios acorde a las distintas edades de los niños que se visitaron, lo que requirió además un trabajo especial de empacado y organización de la distribución, tarea que también fue asumida por voluntarios.

Además, cabe destacar la tremenda respuestas de miembros de nuestra Hermandad y también de donantes y amigos de B’nai B’rith que colaboraron con fondos o con los elementos requeridos para que la actividad fuera un éxito, así como de las personas que se inscribieron para visitar los hospitales, superando ampliamente el número de inscritos del año anterior.

La entrega de regalos comenzó el sábado 22 de diciembre en el Hospital Roberto del Río, en la comuna de Recoleta, para luego seguir ese mismo día en el Exequiel González Cortés de San Miguel. El lunes 24 de diciembre, en tanto, se recorrió el área pediátrica y otras dependencias del Hospital Félix Bulnes, en la comuna de Providencia, completando con este recinto la entrega de regalos de la Campaña de Navidad, realizada en conjunto con la Comunidad NBI y la Comunidad Judía de Chile.

La QH Marianne Kychenthal, Presidenta de nuestra Comisión de Acción Social, señaló que “fue una actividad excelente, y la convocatoria fue maravillosa”. Javiera Andrade, una de las jóvenes voluntarias que participó de la visita y que también fue parte de la actividad el año pasado, comentó que “es una experiencia muy enriquecedora, aunque la vez pasada que participé me fui emocionalmente muy afectada, porque los niños que están en los hospitales no lo están pasando bien y eso es terrible, pero poco después me di cuenta de que uno tiene que dejar de lado sus propios sentimientos para participar de esta actividad, en la que podemos hacer algo concreto por el otro, darle una pequeña felicidad a los niños y a sus familias en esta fecha que es tan especial”.

Ilan Hadjes, en tanto, que participaba por primera vez de la Campaña de Navidad de B’nai B’rith, explicó que se inscribió como voluntario con el ánimo de poder ayudar y que se sentía feliz de poder hacerlo, esperando participar en la actividad nuevamente en los próximos años. “Quise ayudar porque me motivó hacer algo por las otras personas; uno tiene que devolver la mano a los otros de vez en cuando”, agregó.

Por su parte, el QH Jorge Zeballos, Director Ejecutivo de B’nai B’rith, dijo que “no nos gustaría cometer el error de no hacer nada sólo porque, en apariencia, una visita breve a una cama hospitalaria parece baladí; por el contrario, recibir una sonrisa de un padre que abraza a su hijo mientras dice “Mesí anpil” es importante para todos. Además, al ser una actividad planificada, sé que no es voluntarismo; sino inserto en un entorno controlado”.

A nombre de la Comisión de Acción Social  y de B’nai B’rith, agradecemos a todos los voluntarios, donantes, a las instituciones aliadas y a cada uno de los involucrados en que la Campaña de Navidad 2018 fuera un éxito para nosotros y una felicidad para los niños y las familias a quienes visitamos.