ConversatorioCrisis desde una visión judía”

Domingo 10 noviembre de 2019

Sinagoga Comunidad NBI

Hora de inicio: 17:20 hrs.

  1. Bienvenida:

Se da cuenta de la dinámica de la actividad y se presenta al QH León Cohen, Mentor del D. 27 y Past President de la Comunidad Judía de Chile, moderador de la actividad.

A continuación se presenta de los invitados: Yael Flores, Presidenta de la FEJJ, estudiante de psicología; Ana María Arón, sicología, especializada en sicología del dolor y resiliencia, y Rabino Alejandro Bloch, además profesor de filosofía.

  1. Presentación de León Cohen:

Queridos Hermanos, queridos amigo, muy buenas tardes.

No todos somos B’nai B’rith los que estamos en esta sala.  Todos sabemos que nuestra misión, como institución, es unir a los judíos (lo estamos haciendo), velar por sus derechos y practicar activamente el Tikún Olam, esto es, mejorar el mundo. Y también guiarnos por un muy claro conjunto de valores, siendo a luz, la justicia, la paz, la benevolencia, la concordia y la fraternidad, siempre bajo la luz central de la verdad.

Qué nos convoca: B’nai B’rith siempre ha promovido el diálogo. Y lo hizo muy claramente en una declaración del 24 de octubre pasado. Creemos que en esta crisis, como país, tiene que haber diálogo. Y la invitación que estamos haciendo para Uds., hoy día, es reflexionar sobre qué está y qué nos está pasando. También reflexionar respecto a qué dolores hemos sentido estos días. Qué nos ha pasado a cada uno de nosotros y, si es posible, junto con estas reflexiones, compartir ideas de cómo podemos, y subrayo, contribuir para superar la crisis que vive Chile. Nadie la va a arreglar por si solo, pero a lo mejor entre todos y, partiendo de este grupo, podemos contribuir en algo a enfrentar esta crisis tan profunda que tenemos hoy.

Este conversatorio que es lo fuerte de esta reunión y va ser inspirado por destacadas personalidades que ya fueron nombradas: Yael, Ana María y el Rab Alejandro. Y quisiera señalar, muy brevemente, que un conversatorio es un espacio democrático, con un tono de gran respeto en que nos escuchamos y podemos aprender unos de otros, y dar pasos que permitan -como decíamos- contribuir a solucionar problemas comunes.

El objetivo de este conversatorio no es transmitir información del que sabe al que desconoce. Sino escucharnos, para ver si entre todos nos entendemos, nos apoyamos y somos capaces de construir alternativas, grandes o pequeñas, que ayuden a la solución de un problema común. En este caso, que de esta crisis salga un nuevo Chile, más inclusivo, en que la violencia esté erradicada y que prime el Estado de Derecho y la democracia.

Ver intervención de Yael Floreshttps://www.bnaibrith.cl/intervencion-de-yael-flores/

Ver intervención de Ana María Arón acáhttps://www.bnaibrith.cl/intervencion-de-ana-maria-aron/

Ver intervención Rabino Alejandro Bloch acá: https://www.bnaibrith.cl/intervencion-rabino-alejandro-bloch/

  1. Conversatorio en grupos:

Se invita a los asistentes a conversar reunidos en grupos. Después se vuelve al plenario y cada grupo presenta sus conclusiones a través de un representante.

Duración total: 50 minutos.

  1. Conclusiones

Cada grupo envía un representante para presentar sus conclusiones y observaciones de su conversación.

Ver acá: https://www.bnaibrith.cl/conclusiones-trabajo-en-grupos/.

  1. Comentarios finales de los inspiradores:

Yael Flores:

A propósito del rol de la comunidad judía en la sociedad, me gustaría compartir un diagnóstico de la FEJJ. Algo que nos hemos dado cuenta este año es que algo que permite el avance del antisemitismo en la universidad, que si bien no es la causa, pero es un escenario que lo hace posible de propagarse, es la baja participación de los estudiantes judíos en general en el ámbito universitario. Y, como decía antes, las luchas están más bien segmentadas por intereses personales y eso nos afecta también a nosotros como judíos. Y es muy difícil pedir a un compañero, no judío, que empatice con nosotros, porque nos ve como un grupo aparte, alienizado y es también responsabilidad nuestra eso.

Entonces a partir de eso, creo que este contexto nacional actual, es una oportunidad muy importante tanto a nivel institucional, como comunidad judía o juventud judía, pero también como judíos chilenos de involucrarnos en otras causas, y que la gente nos vea también como compañeros de lucha en otras banderas y empatice con nosotros.

Lo digo como un mandato ético y también como una responsabilidad para nosotros, como judíos, y en relación a los temas que tocaron en algunos grupos, nosotros los judíos hemos sido a lo largo de los años víctima de la indiferencia y hoy día no podemos ser los cómplices pasivos de situaciones de injusticia.

Ana María Arón:

Ha sido muy grato escuchar y darme vuelta por todos los grupos, y constatar que no estamos ajenos a lo que está pasando, cuando nos sentamos en espacios comunitarios tranquilos y en contextos protegidos, somos capaces de pensar y de conversar. Y escuchando las conclusiones de cada uno de los grupos, yo creo que se tocaron todos los puntos que los expertos dicen para superar una crisis. Uno es la seguridad, la responsabilidad de crear ambientes seguros, microclimas.

Lo segundo es recuperar la calma. Y no echar a perder la calma. Y tercero, recuperar la percepción de autoeficacia, porque uno se siente muy impotente. Hay que poder hacer cosas concretas también. Lo cuarto tiene que ver con la reconexión con las personas y volver a visibilizar los vínculos. Este evento de hoy día es un evento maravilloso. Y finalmente hay un punto importantísimo, que es la recuperación de la esperanza. Nosotros sabemos como judíos que el Hatikva es lo más importante. Entender que en el minuto que perdemos la esperanza no vamos a poder seguir avanzando.

Rabino Alejandro Bloch:

Me anoté tres cosas. La primera es casi un síntoma, no hablamos de lo que nos pasa habitualmente. Ahora hablamos por esta crisis. No hacemos contacto, no tenemos la capacidad de decir lo que nos pasa cuando estamos bien y cuando no estamos tan bien. Lo segundo es elevar nuestras conversaciones, tienen que ser más profundas, nuestra tradición se caracteriza por tener conversaciones profundas. Y participar como judíos. Les quiero hacer un desafío, para participar como judíos debemos profundizar en nuestro judaísmo. Tenemos que hacer un aporte sabiendo quienes somos, conociendo nuestra historia.